People 4.0

Alcanzar el futuro potencial

La Industria 4.0 integra IoT, cloud, big data e inteligencia artificial en la fabricación, lo que permite la supervisión en tiempo real, la monitorización del rendimiento o la trazabilidad, que son capacidades imprescindibles si se quieren afrontar con alguna solvencia los retos estratégicos que tienen las fábricas hoy en día. Y es que, éstas tienen que ser capaces de saber lo que está ocurriendo, e incluso lo que va a pasar, para poder tomar decisiones de una forma más fiable y ágil.

En la actualidad todas las tecnologías que se incorporan en la Industria 4.0, están encaminadas a la toma rápida de decisiones, versatilidad y flexibilización de la producción, y en muchos casos las empresas olvidan la preparación de sus propios trabajadores. La Industria 4.0 excede del ámbito de la nave (Smart Factory) e integra además a: proveedores, procesos y trabajadores. Todo está conectado.

Esta capacitación de los trabajadores, las empresas la realizan de una forma tradicional basada en formaciones programadas o una formación tutelada de acompañamiento durante la producción. Así que la revolución 4.0 supone una serie de problemas añadidos a la empresa sobre la formación de sus trabajadores.

Si una imagen vale más que 1000 palabras, la realidad virtual no solo permite ver, sino interactuar y probar (ensayo y error). Si una animación técnica facilita la compresión de un producto final gracias al movimiento, la realidad virtual permite añadir a esa compresión la interacción, facilitando el aprendizaje y la seguridad en la relación de trabajo entre el hombre y la máquina.

La plataforma de realidad virtual permite dotar a las empresas de una plataforma tecnológica con la que conocer, informar y medir los conocimientos de sus operarios. dotándoles de mayor capacitación técnica, eficiencia, versatilidad y polivalencia, para que:

La industria 4.0 necesita un perfil humano con perfiles mucho más técnicos, dinámicos y sobre todo polivalentes. Para dar esa polivalencia a los trabajadores, las aplicaciones de la realidad virtual ayudan de diferentes formas: